viernes, 17 de mayo de 2013

Reino Protista



El reino Protista, también denominado Protoctista, es el que contiene a todos aquellos microorganismos eucariontes que no pueden clasificarse dentro de alguno de los otros tres reinos eucarióticos: Fungi (hongos), Animalia (animales) o Plantae (plantas). Los protistas también se pueden definir en forma más simple, y también altamente parafilética, como eucariotas unicelulares (Cavalier-Smith 2013 ). Los eucariotas unicelulares son descendientes de un eucariota ancestral que también era unicelular, pero, además de encontrarse entre los tradicionales "protistas" multicelulares como las algas pardas, se encuentran esparcidos en los reinos de animales, hongos y plantas, que también poseen miembros unicelulares derivados de sus grupos más basales, grupos que ya tenían el plan corporal básico pero no habían llegado a la multicelularidad como aumento de la complejidad. En el árbol filogenético de los organismos eucariontes, los protistas forman varios grupos monofiléticos separados, o incluyen miembros que están estrechamente emparentados con alguno de los tres reinos citados. Se les designa con nombres que han perdido valor filogenético en biología, pero cuyo uso sería imposible desterrar, como algas, protozoos o mohos mucosos.
                   
  Caracteristicas


  • Hábitat: Ninguno de sus representantes está adaptado plenamente a la existencia en el aire, de modo que los que no son directamente acuáticos, se desarrollan en ambientes terrestres húmedos o en el medio interno de otros organismos.



  • Organización celular: Eucariotas (células con núcleo), unicelulares o pluricelulares. Los más grandes, algas pardas del género Laminaria, pueden medir decenas de metros, pero predominan las formas microscópicas.



  • Estructura: Se suele afirmar que no existen tejidos en ningún protista, pero en las algas rojas y en las algas pardas la complejidad alcanza un nivel muy próximo al tisular, incluida la existencia de plasmodesmos (p.ej. en el alga parda Egregia). Muchos de los protistas pluricelulares cuentan con paredes celulares de variada composición, y los unicelulares autótrofos frecuentemente están cubiertos por una teca, como en caso destacado de las diatomeas, o dotados de escamas o refuerzos. Los unicelulares depredadores (fagótrofos) suelen presentar células desnudas (sin recubrimientos). Las formas unicelulares a menudo están dotadas de movilidad por reptación o, más frecuentemente, por apéndices de los tipos llamados cilios y flagelos.



  • Nutrición: Autótrofos, por fotosíntesis, o heterotrofos. Muchas formas unicelulares presentan simultáneamente los dos modos de nutrición. Los heterótrofos pueden serlo por ingestión (fagótrofos) o por absorción osmótica (osmótrofos).



  • Metabolismo del oxígeno: Todos los eucariontes, y por ende los protistas, son de origen aerobios (usan oxígeno para extraer la energía de las sustancias orgánicas), pero algunos son secundariamente anaerobios, tras haberse adaptado a ambientes pobres en esta sustancia.



  • Reproducción y desarrollo: Puede ser asexual (clonal) o sexual, con gametos, frecuentemente alternando la asexual y la sexual en la misma especie. Las algas pluricelulares presentan a menudo alternancia de generaciones. No existe embrión en ningún caso.


  •                                                            Clasificacion


    La clasificación del Reino Protista se basa en la presencia de clorofila (algas) o de su ausencia (protozoarios).

    Algas: incluye a los Phyla Euglenophyta, Chrysophyta y Pyrrophyta.
    Protozoarios: incluye a los Phyla Sarcodina, Ciliophora, Sporozoa y Mastigophora.

    No en todos los casos la clasificación de este Reino se basa en relaciones evolutivas, sino de un modo más práctico, en características funcionales. La taxonomía de este grupo está en constante cambio siendo muy común encontrar diferentes sistemas de clasificación en diferentes textos de Biología.

    Los protistas, se originaron hace unos 1600 millones de años, son organismos complejos y se cree que de ellos se derivaron los hongos, las plantas superiores y los animales, sus células son mucho más complejas que las de estos organismos, ya que deben realizar todas las funciones de un organismo independiente.
    Las algas presentan clorofila, por lo que son autótrofos, producen mucho del oxígeno del planeta, y son fuente principal de alimentos para muchos organismos.
    La mayoría de los protozoarios viven en océanos o en aguas dulces; son heterótrofos que se alimentan de otros organismos o materia orgánica, hay algunos parásitos que causan enfermedades a animales incluyendo al hombre; algunos pueden realizar fotosíntesis en presencia de luz o nutrirse de forma heterótrofa en su ausencia.
    Reino Protista

    Algas: incluye a los Phyla Euglenophyta, Chrysophyta y Pyrrophyta.
    Protozoarios: incluye a los Phyla Rhizopoda o Sarcodina, Ciliophora, Sporozoa y Mastigophora.
    Algas:
    Phylum Euglenophyta:

    Las euglenofitas, son algas unicelulares coloniales. Viven en aguas dulces estancadas, aunque hay algunas especies marinas. Se han descrito unas 800 especies de euglenofitas, siendo Euglena el prototipo y a quien debe su nombre el grupo.
    La mayor parte de ellos son fotosintéticos presentando clorofilas a y b; y una membrana que manifiestan finos dibujos. No almacenan almidón, sino paramilo, un carbohidrato parecido al almidón.

    Su reproducción es de tipo asexual, dividiéndose longitudinalmente. Presentan dos flagelos pegados en la base de una ranura en forma de botella llamada reservorio, uno de ellos sobresale y le permite nadar. Por el reservorio, los euglenoides eliminan el exceso de agua gracias a una vacuola contráctil. También cerca del reservorio se localiza una mancha ocular, estructura sensitiva que permite al organismo detectar la luz para realizar la síntesis de su alimento.

    Phylum Chrysophyta:

    Las algas Crisofitas o Diatomeas, llamadas también Algas Doradas (chrysos, oro), constituyen un extenso y complicado grupo (aproximadamente entre 6 y 10 mil especies) cuyos plástidos contienen el pigmento amarillo – dorado llamado ficoxantina. Las crisofitas son frecuentes en hábitat dulce - acuícola de las zonas templadas, como son los lagos y estanques. También hay un grupo ampliamente distribuido en el plancton (conjunto de organismos microscópicos que se encuentran en suspensión en aguas marinas).
    Producen zoosporas por las que se reproducen asexualmente, presentan un exoesqueleto, formado por un material orgánico pectínico impregnado de sílice o carbonato de calcio, el cual da a su pared rigidez y apariencia cristalina. Los esqueletos fósiles de las diatomeas se acumulan en cantidades muy grandes y forman una roca sedimentaria llamada diatomita, a la cual se han dado diversos usos industriales (como abrasivos en joyería, aislamiento y filtración).
    Phylum Pyrrophyta:

    El grupo de las pirrofitas o dinoflagelados, se compone de cerca de mil especies planctónicas marinas; son unicelulares eucarióticos, y algunos pueden formar colonias. Poseen clorofila la cual no se distingue debido a que otros pigmentos le dan a la célula un color rojizo, poseen dos flagelos (característica a la que deben su nombre); presentan además una pared celular formada por celulosa dividida en placas cruzadas por dos surcos, uno transversal y otro perpendicular.
    Algunos dinoflagelados producen fuertes toxinas que al ser ingeridas por peces o invertebrados marinos, se acumulan en ellos causando su muerte. Esta condición se conoce como “marea roja”.

    Protozoarios:

    Phylum Sarcodina:

    El grupo de los sarcodarios, conocidos también como Rizópodos, incluye a las amibas, tanto cubiertas por caparazones o tecas, como sin ellos. Las amibas se hallan distribuidas por todo el mundo, en hábitat marino o dulce - acuícola, y son especialmente comunes en el suelo. Muchas de ellas son parásitas de animales y pasan de huésped en huésped, o del suelo al hospedero.
    Se reproducen por bipartición originando dos células de igual volumen. Todas son microscópicas, aunque algunas alcanzan un tamaño considerable (varios centenares de micras de longitud) aun tratándose de organismos unicelulares.
    Aunque las amibas carecen de centríolos, y de flagelos, exhiben varios tipos de movilidad. Se reconocen por la formación de pseudópodos (pies falsos) que son prolongaciones citoplasmáticas que usan para la locomoción y para rodear y absorber partículas alimenticias.
    Algunas especies de sarcodarios de vida libre cuentan con un exoesqueleto o caparazón calcáreo (como los foraminíferos), los cuales son indicadores de yacimientos petroleros. Otras especies como Entamoeba histolytica causa enfermedades del tipo de las disenterías con alto índice de mortalidad en México.

    Phylum Ciliophora:

    Los ciliados son organismos heterótrofos y unicelulares. Una típica célula de estos organismos se halla recubierta de cilios de consistencia fibrilar y resistente.
    Casi todos los ciliados tienen dos tipos de núcleos muy distintos, un micronúcleo que realiza la función reproductora y un macronúcleo de mayor tamaño que realiza funciones metabólicas relacionadas con el desarrollo y crecimiento.
    Los finos y delicados cilios se hallan modificados y realizan funciones locomotoras. El ejemplo clásico es el Paramecium.
    Phylum Sporozoa:

    Los esporozoarios (spor, semilla) son seres heterótrofos, parásitos y productores de esporas. Se reproducen sexualmente con alternancia de generaciones haploide y diploide. Los ciclos vitales pueden ser muy complicados involucrando a varios huéspedes, tanto vertebrados como invertebrados. Las especies más conocidas son del género Plasmodium, parásito que transmiten el paludismo a los seres humanos por medio de la picadura de las hembras del mosquito Anopheles. El control de los mosquitos es uno de los principales recursos de las campañas contra el paludismo, enfermedad que afecta a los humanos, otros primates, roedores e incluso aves y reptiles.
    Phylum Mastigophora:

    Son protozoarios, llamados comúnmente flagelados (mastix, flagelo; phoros, llevar), algunos son de vida libre y otros son parásitos como el Trypanosoma gambiense que causa la enfermedad del sueño en el humano, el T. cruzi que ocasiona la enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana; las especies del género Leishmania provocan las llamadas leishmaniasis como la úlcera de los chicleros, frecuente en las regiones selváticas de México, produciendo úlceras cutáneas en las orejas y en la mucosas nasal y bucal; otros del género Giardia, causan ciertos desórdenes intestinales en los seres humanos.

    Importancia

    Son los productores primarios en las cadenas alimenticias que se dan en el medio acuático, constituyen el fitoplancton, que es la fuente alimenticia de muchas especies acuáticas, proveen el oxígeno para los organismos heterótrofos acuáticos. Son utilizadas las algas rojas en la elaboración de agar, que se emplea para el cultivo de hongos y bacterias en los laboratorios.  

    video

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada